viernes, 19 de mayo de 2017

Un recuerdo para Julio y Plácido

Cuando los vecinos se nos van, se les echa de menos

El día dos de este mes de Mayo, se nos fue Julio; conocido por los vecinos como Julio el de la Tati. Así se llama su mujer, la cual regentó el bar “EL PUENTE´´ en Solrriveru . Aunque ayudó en el negocio y la ganadería, su oficio fue conductor de transportes.

El día diecisiete de Mayo, también nos dejó Plácido el de Pura. Vivía en El Ferreru. Después de su jubilación se pasaba los días en la casina que tenía para sus cosas en la huerta del Solrriveru, donde disfrutaba plantando y cuidando, como si de un jardín se tratara. A la vez de entretenimiento, le servía de terapia y rehabilitación. Plácido también fue conductor de camión y de carrocetas.

Fueron dos hombres muy conocidos en esta zona por sus oficios. Dos vecinos más que echaremos de menos, trabajadores, cordiales, siempre en su línea, y a sus cosas, a sus familias.


Tati y Alberto, como a Pura, Mª Ángeles, Gemma, ánimos y adelante

A Julio y a Placido, que D. E. P.

Maruja

No hay comentarios:

Publicar un comentario