lunes, 12 de junio de 2017

Boroña

La boroña preñada es uno de los platos típicos de Asturias y a la vez de los más antiguos.  Hoy se disfruta en las  fiestas y es costumbre hacerla en casa  para el día de Pascua. Está muy buena por todo lo que lleva dentro (chorizos, lacón, panceta, etc.). Antiguamente era el sustento diario (borona de maíz sin rellenar) ya  que al pan de trigo no podía llegar la mayoría de la gente.

Maribel

condimento de la boroña
preparada con la masa
lista con les berces pa meter a cocer
lista pa degustar

Pa  la gente que vivía en las aldeas, la boroña fue un alimento muy importante en la época de escasez, pues en casi  todas las casas se sembraba maíz; es la materia prima para elaborar la boroña o la torta, que se cocía en la chapa de las cocinas de leña o carbón. Es la misma masa para hacer las dos cosas. La boroña preñada da mucho  trabajo. Antiguamente se cocían en las fornas tradicionales que, desafortunadamente, fueron desapareciendo. Éstas las había que preparar para buscar el punto de cocción,  pues sino te podías encontrar  con  el alimento crudo o  quemao.
Sin embargo en los hornos de la cocina de leña, aunque el sabor no sea igual, se van mirando y dando vueltas, cambiando la verdura a medida que esta se va quemando. La verdura con la que se envuelve la masa también pueden ser hojas de castaño secas, además de berzas.

el  llabegon  o el gravante
La harina de maíz es un alimento natural y sano, puesto que el cereal no contiene gluten. Así es que, puede ser apto para gente celiaca. Hay que decir también, que su cultivo da mucho trabajo teniendo en cuenta años atrás en el núcleo rural  no había los medios ni la maquinaria que hoy se dispone. Pa empezar, para poder abonar la tierra con el cuchu (estiércol), lo tenían que cargar  en los carros. Al principio en aquellos que roncaben llamados "del país"; más tarde, en los carretones o carros de ruedas de rayos.seguidos  estos tenian las ruedas de goma,  hasta la llegada de los tracores,Después se llabraba (araba) con el llaviegu (arado de madera). Más adelante, ya vinieron  los gravantes: éstos eran de hierru y se terminaba mas pronto la tarea. A continuación, pa allanar la tierra, se usaban los rastros (cuadros de madera con un rollu con pinchos de hierru) una vez sembrado el cereal. Entre Abril y Mayo, seguía el trabajo de sayar (limpiar)  y cuidar hasta  los meses de Octubre y Novienbre, época de  recogida. Después  de esto, venían las famosas esbillas (se hacían entre varios vecinos: un día en casa de uno y otro día en la de casa de otro). El último día se celebraba con sidra dulce pa los críos; vino dulce pa les mujeres, y sidra o vino pa los hombres; galletas, nueces, manzanes asaes, o ablanes. A esto se le llamaba el  ramu o la garuya.

cestu  de esgranar el maiz,  les panoyes, el tarucu, y la peñera,

Pa este trabajo valían mayores  y niños; sólo era dejar en la panoya dos hojas de les mejores, para seguido hacer les riestres (ristres). Éstes les solían hacer los hombres,pues al tener mas fuerz,a quedaban mas segures. Después se colgaban en los horros (hórreos) para secar, pa después  esgranar (desgranar) y llevar a moler. Esto se hacía en molinos de agua,  ubicados en los ríos, a los cuáles los burros o caballos eran los encargados de portar el grano del cereal y  regresar con la harina. Una vez peñerada (tamizada), estaba  lista  para empezar a hacer la masa de la boroña.

les riestres del maiz curando en el horru
Desde haz varios años, se empezaron hacer los festivales de boroña en varios puntos de Asturias. Uno de éstos fue Colunga, dónde se hizo varios años en la Plaza del Monumento  y en la plaza cubierta, impulsado y trabajado por los socios de la Asociación de Comerciantes, y Empresarios, la cuál, funcionó varios años. Fue una lástima  que se dejara de hacer; atraía mucha gente a esta villa y era muy  guapa. Si es cierto que daba mucho  trabajo.  Cuando nos piden por una ración x dinero, algunas veces  nos parez cara, pero si se supiese les vueltes que hay que dar a esa ración, dejaríamos hasta propina, pues en mi humilde opinión, tanto la gente que trabaja en la mar, como la del campo, no está bien remunerada ni valorada por el sacrificio  y trabajo duro que les toca vivir día tras día.



Maruja

No hay comentarios:

Publicar un comentario